MUNDIAL DE RUGBY

Banderazo argentino en el hotel de Los Pumas en Japón

Los hinchas alentaron al equipo que jugará el partido más importante en los últimos 4 años.

La convocatoria se hizo vía redes sociales. "A las 6 de la tarde hay banderazo argentino en el hotel de Los Pumas" empezó a retumbar con fuerza después del mediodía. Y a esa hora se juntaron unos 60 hinchas en la entrada principal del New Otani, donde el seleccionado pasó la semana previa al trascendental y decisivo partido ante Inglaterra.

Banderas de Mar del Plata, Bahía Blanca y San Fernando, hinchas cordobeses y porteños. Abundancia de camisetas de Los Pumas y de la Selección de fútbol. Pero todos con algo celeste y blanco. Fue la consigna que se cumplió. Y entonces comenzaron los cantos con el "Vamos, Pumas, vamos/pongan huevos.../que ganamos..." que empezó a escucharse cuando ya era de noche en Tokio.

Según informó Clarín, Mario Ledesma salió a la puerta del hotel cuando todavía no había llegado el grueso de los hinchas y se escuchó "que de la mano del gordo Mario, todos la vuelta vamos a dar...". El entrenador no dudó y se les acercó para saludarlos uno por uno. Después, aparecieron los jugadores y ahí se escuchó fuerte "el que no salta es un inglés..."

?A unos 10 metros de los hinchas se los vio a Ortega Desio, Cubelli, Urdapilleta, De la Fuente, Medrano, Ezcurra, Petti, Moroni, Boffelli, Kremer, Carreras, Alemanno, Mensa, Pieretto, Bruni -entre otros- y hasta al manager deportivo Gonzalo Longo y el médico Guillermo Botto grabando con sus celulares el momento emotivo.

En un momento, Ortega Desio les dijo a sus compañeros: "Vamos que nos vinieron a hacer el aguante". Y se unieron a los hinchas. Hubo fotos, abrazos, apretón de manos y voces de aliento. Moroni y Boffelli fueron los más requeridos y -en un momento- el grupo de Pumas saltó con ese grupo de argentinos que llegó a Japón para ver el Mundial y acompañar al seleccionado. Mayoría de jóvenes, algunos padres con sus hijos y hasta algunas mujeres participaron de ese banderazo que fue toda una muestra de apoyo para un equipo que en pocas horas jugará el partido más importante de los últimos cuatro años.

Más de Deportes