Política
Conurbano

Privilegios de CASTA: El club de los intendentes con sueldos VIP

Los indómitos territorios políticos dominados por la casta política VIP...

Los populosos municipios que rodean a la Ciudad de Buenos Aires constituyen un territorio político indómito, codiciado y de una gran cantidad de recursos económicos. ¿Hay alguna regulación legal para determinar cuánto gana un intendente? ¿Puede ganar más que un presidente? ¿El gasto de la política está en sintonía con la Ley de Emergencia Económica del nuevo gobierno? ¿Por qué no hay información pública accesible? El grupo élite de intendentes y el curioso caso - no es Benjamin Button - del jefe comunal de Lomas de Zamora.

El artículo 125 de la Ley Orgánica de las Municipalidades sostiene que "el Intendente gozará del sueldo que le asigne el Presupuesto, el que en ningún caso podrá ser inferior a diez (10) sueldos mínimos". El sueldo mínimo será el resultante de considerar el básico de la categoría inferior del ingresante en el escalafón administrativo. El ingreso del jefe comunal tiene un criterio de base y depende de la cantidad de concejales, si su partido tiene 24 concejales (los que poseen más de 200.000 habitantes) se elevará el número de sueldos mínimos a 16. Aunque el problema es que no se determina un tope máximo. ¿Se podrían incorporar límites éticos?


El intendente de Lomas de Zamora Martín Insaurralde percibe un salario de $674.985, tomando como última referencia en los registros oficiales (ANSES - AFIP) a Octubre de 2019. Con aguinaldo, ingresado en Julio, cobró casi $900 mil.

El jefe comunal de Avellaneda Jorge Ferraresi goza de un ingreso de $483.346, y, mismo caso anterior, el último dato conocido es Octubre - 19, engrosó sus arcas en julio con el beneficio complementario.

El de Mayra Mendoza, en Quilmes, la nada despreciable suma de $304.903, según fuentes oficiales.

El de la gestión anterior, de Cambiemos, Martiniano Molina, rondó los $380.000.

Recientemente el jefe político de Morón Lucas Ghi quedó envuelto en un escándalo en las redes sociales por la designación de Camila Sabbatella, la hija de Martín. Se informó su ingreso y son unos "míseros" $108.701 netos, que lo deja por afuera del club.


La mayoría de las páginas web de los distritos no informan sobre la escala salarial ni sus voceros responden a estos datos ¿por qué? ¿generaría un escándalo? Hay muchos ejemplos más, pero estos se destacan.

En 2018 el ex presidente Macri percibió $214.444, superado entonces ampliamente por los "barones" del conurbano. Alberto Fernández aún no informó sus "honorarios".

Parece insuperable, pero Insaurralde puede llegar en breve al millón de pesos con aguinaldos y subas, en un distrito con altos niveles de pobreza y denuncias de trabajo precario. ¿Está mal?, tomando los resultados sociales, parece desmedido. En realidad, en Argentina las normas existen pero se interpretan de forma laxa o abusiva. El presidente Alberto Fernández gambetea el recurrente debate de los gastos de la política y no ofreció ninguna señal clara. "Un Ministro de la Corte Suprema de Justicia gana cuatro veces lo que gana un presidente", alcanzó a decir en una entrevista.

Ser parte de una casta de privilegiados es no informar debidamente desde los canales oficiales, no regular el presupuesto de forma transparente y mantener un hermetismo que permite un manejo discrecional de fondos públicos, en un país con 40 % de pobreza así permanece sin contratiempos el club de los intendentes VIP.

*Fuente: Periodismo y Punto - Sebastian Turtora