Merecido

La Lorena Bobbit cordobesa fue condenada a 13 años de prisión

Un jurado popular consideró el hecho como "intento de homicidio agravado". "Estoy arrepentida de lo que hice", había dicho Barattini en su alegato, antes de la sentencia.

 Brenda Barattini, la mujer que quiso cortarle el pene a su amante con una tijera de podar en Córdoba, fue condenada este miércoles 25 de septiembre a 13 años de prisión, por el delito de "tentativa de homicidio agravado". El juicio se resolvió a través de un jurado popular, que consideró que Barattini había intentado asesinar a su amante, identificado por las iniciales SAF, conclusión que vanamente su defensa había tratado de derrumbar durante todo el proceso.

En el juicio, Barattini había admitido que trató de "hacerle daño" al hombre, pero no quitarle la vida. Este miércoles, en el alegato final, volvió a remarcar esa cuestión al señalar que estaba "muy arrepentida de lo que hice, porque nunca quise matar a nadie". El juicio se había iniciado en la Cámara 2ª del Crimen de Córdoba con un crudo relato de la víctima, pero luego la fiscal Laura Batistelli pidió la agravación de la carátula de "lesiones gravísimas calificadas por el vínculo y alevosía" a "tentativa de homicidio calificado por el vínculo y alevosía", lo que el tribunal aceptó, convocando un jurado popular a la luz de la nueva calificación del hecho. 

 La arquitecta, de 28 años, a quien popularmente se conoce como "la Lorena Bobbit cordobesa", está detenida en el penal de Bouwer desde fines de noviembre de 2017, luego de seccionar el 90% del pene de su amante, al que los médicos a través de varias cirugías consiguieron reconstruirle el miembro.

Barattini en primera instancia se abstuvo de declarar, aunque luego admitió que si bien quiso "hacerle daño a su amante", pero de ninguna manera tuvo intención de quitarle la vida. Por eso reclamó al jurado que entienda sus emociones en ese momento. En la audiencia final, la fiscal Batistelli utilizó una tijera de podar como la que usó Barattini para a petición de la fiscalía apuntaba a una pena de entre 10 y 15 años de prisión. 

 En el juicio, el ex novio de Barattini quien contó que el día del hecho cuando llegó a la escena ella le dijo que el hombre la había violado, tras lo cual le acercó un bisturí y le dijo: "Matalo, matalo por hijo de puta". Según informó la prensa local, el ex novio comentó durante su declaración que cuando dejó de creerle se dio cuenta que la mujer le había montado una escena para simular la violación y culpar a la víctima de la mutilación.

Poco después de conocerse la sentencia, los abogados Iván Sironi y Lucas de Olmos, defensores de Barattini, señalaron que apelarán la condena, considerándola excesivamente dura. "Esperábamos una condena de 3 a 10 años, no de 13", manifestó Sironi, indicando que "apelaremos ese fallo en todas las instancias hasta llegar a la Corte Suprema, porque Brenda no tuvo intenciones de matar".

Este lunes había declarado la víctima, quien detalló los hechos y contó que la relación que mantenían era "buena y normal" y que "nunca hubo violencia ni insultos". El hombre comenzó su relato diciendo que la joven lo había citado a su casa porque le tenía una sorpresa, y al llegar, la joven quería tener relaciones sexuales, pero él se rehusó y le dijo que quería terminar la relación. En otra parte de la declaración, la víctima sostuvo varias veces que ella quiso matarlo, que se sintió morir y que la mujer le gritó: "Morite, hijo de puta". 

Más de Policiales