Economia
Inviable por donde se lo mire

"Si una persona paga 100 pesos un auto 0 km en Argentina, 55 son impuestos", reveló el CEO de una automotriz

La carga tributaria, en el centro del debate para superar la crisis que atraviesa el sector.

Más de la mitad del precio de un auto 0 km en la Argentina corresponde a impuestos. En concreto, el 55 por ciento del valor de los vehículos nuevos provienen de la carga tributaria. Esto quiere decir que, si un auto vale $1.000.000, $550.000 son contribuciones al fisco.

"Si una persona paga 100 pesos un auto 0 km en Argentina, 55 son impuestos", reveló el presidente de Mercedes-Benz Argentina, Manuel Mantilla, en diálogo con el programa Lanata Sin Filtro (Radio Mitre AM790).

El mandamás de la firma alemana a nivel local explicó que, además, en la Argentina la producción automotriz sufre aranceles cercanos al 30 por ciento, lo que dificulta la competitividad con otros países de la región. Mantilla se comparó con México, donde al impuesto a la producción es cero.

"Los impuestos de la Argentina en relación a los autos son los más altos del mundo. Solo bajando esa carga tributaria se va a vender más y va a haber más puestos de trabajo", manifestó tiempo atrás, también en diálogo con Mitre, el presidente de Volkswagen en Sudamérica, Pablo Di Si. 

"En la Argentina, además de productos, exportamos impuestos", dijo Mantilla. El CEO de Mercedes-Benz enumeró qué hay que hacer "si queremos abrirnos al mundo, exportar y ganar mercados": una reforma impositiva, mejorar en la logística y desarrollo del capital de trabajo.

Mantilla se refirió, a tono con lo que dicen usualmente los representantes de las distintas automotrices locales, a la importancia de mantener los vínculos firmes con Brasil, el principal cliente para las fábricas argentinas, pero sin volverse dependientes, dada la volatilidad de dicho mercado.

Según los reportes mensuales de la Asociación de Fábricas de Automotores nacional, en el primer semestre de 2020 se exportaron 35.306 autos hacia Brasil. Esta cifra representa el 66,3 por ciento de la producción local destinada a otros mercados; es decir, dos de cada tres vehículos argentinos exportados van a Brasil.

Sobre las exportaciones, La Nación reveló horas atrás que las automotrices presentarán un plan al Gobierno en el que solicitarán una reducción en las retenciones y un aumento en los reintegros a fin de compensar los impuestos indirectos de la cadena (llegarían al 11,6 por ciento).

Entre enero y junio, se produjeron 53.222 autos en la Argentina, un 50,6 por ciento menos si se toman como referencia los 107.686 ejemplares fabricados durante el primer semestre del año pasado.

En junio, la venta de autos 0 km subió luego de dos décadas de caída ininterrumpida en comparación interanual. Y de un mes a otro (mayo vs. junio) creció un 74 por ciento, aunque las proyecciones del sector para 2020 son de alrededor de 250 mil unidades, la mitad de lo que preveían antes de la pandemia.

Para incentivar la venta de 0 km, el sector negocia con el Gobierno de la Nación una línea de créditos a 36 meses y con una tasa de interés cercana al 24 por ciento. Se podría acceder con el 20 por ciento del valor del auto en efectivo y el 80 por ciento financiado.