Justicia
Que se haga justicia

Una buena: le dieron prisión domiciliaria al jubilado que se defendió del ladrón que entró a robar a su casa

La dictó el juez de Quilmes, Martín Nolfi, y el fiscal de la causa, Ariel Rivas, estuvo de acuerdo.

Después de estar, injustamente, detenido dos días por haberse defendido de un delincuente que ingresó a su hogar para robarle, el jubilado Jorge Adolfo Ríos (71) retornará a su casa y cumplirá con el arresto domiciliario. Así lo dispusieron el juez Martín Miguel Nolfi y el fiscal de la causa, Ariel Rivas, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Quilmes.

En medio de la pandemia por el COVID-19, el hecho de que el jubilado (que sufre de EPOC, tuvo un infarto y solo tiene un riñón) estuviera fuera de su casa ponía seriamente en riesgo su salud. Por tal motivo, se decidió que no pasará los días en la cárcel. 

Su defensa se debe a que años anteriores ya había sido víctima de ataques y robos por parte de delincuentes, incluso intentaron matarlo. 

En este caso, también recibió serias agresiones, lo cual debería ser fundamental para que su caso sea considerado como legítima defensa y no un homicidio.