Justicia
Rompió el silencio

La palabra del jubilado que se defendió del delincuente: "Me siento mal, no nací para matar a nadie"

El jubilado, Jorge Ríos habló de como atraviesa esta horrorosa situación, y como se siente luego de haberse defendido del brutal ataque por parte de los cinco delincuentes que lo asaltaron.

Jorge Adolfo Ríos, el jubilado que mató a uno de los cinco ladrones que entraron a robar a su casa de Quilmes, habló por primera vez con los medios y se expresó apenado por lo sucedido. "No soy un delincuente", sostuvo el hombre de 71 años, acusado de "homicidio agravado". Sin embargo, justificó su accionar al afirmar que su vida y la de su familia estuvieron en peligro.

En diálogo con radio La Red, Ríos dijo: "Me siento mal, yo no nací para matar a nadie, pero tampoco para que me entren (a robar) tres veces en una noche".

De acuerdo con la investigación, el jubilado ahuyentó a los cinco ladrones que ingresaron a su casa disparando una pistola calibre 9 milímetros. Luego, salió al encuentro de uno de ellos, que se encontraba tirado en la calle. Ahora, la Justicia intenta determinar si hubo o uno un disparo para "ultimar al delincuente".

Si bien el hombre no habló sobre ese momento en particular, expresó: "Tengo a mi comadre, que está al lado de mi casa y tiene 80 años. Cuando saltaron para ahí pensé: ¿Y si la toman de rehén? Pensé mil cosas. Lo único que quiero decir es que yo no soy un delincuente".