Justicia
Van por una "justicia k"

Alberto Fernández enviará al Congreso esta semana la polémica reforma judicial para "reconstruir el fuero federal"

La iniciativa implicará la fusión del fuero Criminal y Correccional Federal con el fuero Nacional en lo Penal Económico además de crear "más tribunales, más fiscalías y más defensorías" que serían llenadas con funcionarios kirchneristas para la posteridad.

Aunque en materia económica se "tome su tiempo", el presidente aceleró el proyecto de reforma judicial, uno de los pilares de su agenda, el cual según fuentes del oficialismo está "avanzadísimo" -así como la crisis económica- y se presentaría en el Congreso "a fines" de esta misma semana.

En una entrevista publicada por el matutino Página 12, Fernández dijo: "Me propuse hacer un reordenamiento de todo el sistema de la Justicia Federal. Un reordenamiento que va mucho más allá de Comodoro Py. Es muy ambicioso, tan ambicioso como necesario porque la Justicia federal se ha exhibido ante nosotros con un funcionamiento defectuoso".

El punto más relevante de la reforma es la fusión del fuero Criminal y Correccional Federal con el fuero Nacional en lo Penal Económico, es decir, que los 12 juzgados federales de Comodoro Py dejarían de existir como existen ahora.

Vale recordar que en los juzgados federales se investigan los casos de corrupción en los cuales están involucrados funcionarios del Poder Ejecutivo -tanto de la actual administración como de las anteriores- así como también los de trata de personas y narcotráfico.

Este fuero es el que ha tenido mayor relación con la dirigencia política y es donde se tratan los casos de corrupción más famosos. Cabe entonces preguntarse si con esta reforma se busca influir de algún modo en las causas que afectan a Cristina Fernández de Kirchner o las vinculadas a Mauricio Macri.

En ese sentido, la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, afirmó que "a nadie se le va a sacar una causa en la que lo estén investigando, sea Cristina, Macri o Alberto Fernández. El juez natural es respetado".

Fuente: La Derecha Diario