Argentina
Gestión Frente de Todos

¿Por qué tanta inseguridad? Más de 4500 presos dejaron las cárceles durante la cuarentena

Luego del motín registrado en el penal de Villa Devoto, fueron excarcelados allí casi 500 detenidos

 Los presos amotinados en el penal federal ubicado en Villa Devoto exigieron libertades anticipadas en abril pasado. Por entonces existía una fuerte polémica pública por la decisión de una cámara de casación bonaerense que favorecía la salida de detenidos para prevenir contagios del coronavirus Covid-19. Homicidas y violadores recibieron ese beneficio en Buenos Aires hasta que una fuerte reacción social, exteriorizada con un masivo cacerolazo, derivó en mensajes de autoridades oponiéndose a esa decisión judicial y una resolución de la Suprema Corte bonaerense que puso freno a esa situación. Sin embargo, la revuelta en Devoto parece haber alcanzado en silencio sus objetivos. Desde esa toma de la instalación penitenciaria dejó esa cárcel el 25% de los alojados.

Según un informe de la Procuración Penitenciaria Nacional, salieron de las instituciones carcelarias federales 2185 personas entre el 12 de marzo y el 31 de mayo. Otro documento de la Procuradoría de Violencia Institucional (Procuvin) agrega que otros 374 detenidos abandonaron los presidios federales en junio pasado. En ambos organismos se consignaron esos egresos "dentro del contexto de la pandemia".

De esos 2559 presos solo se documentaron 288 casos de cumplimiento de la pena o absolución

En el penal de Devoto, foco de las protestas de los presos  y centro de las mesas de diálogo con autoridades políticas y judiciales, dejaron sus celdas casi 500 detenidos, consignados en los informes como procesados y condenados. 

 Los jueces de ejecución penal de Buenos Aires, en tanto, otorgaron beneficios a unos 2000 presos durante la etapa de la cuarentena, especialmente en abril pasado, antes de que la reacción social derivase en una resolución del tribunal superior de esa provincia, que frenó amparos colectivos. 

 Varios presos que obtuvieron un beneficio judicial durante la cuarentena volvieron a ser detenidos . Eso ocurrió en el caso de Jorge Ríos, el herrero jubilado que mató a uno de los ladrones que lo habían atacado en su casa, en Quilmes. Uno de los integrantes de esa banda, detenido en los últimos días, había sido liberado del penal de Florencio Varela en el contexto de medidas preventivas ante la propagación del Covid-19. 

Fuente: LA NACIÓN