Corrupción
Vive de nuestros impuestos

Alberto De Fazio, funcionario de Quilmes, duplicó su sueldo desde que ocupa ese cargo

Hoy, como secretario comunal, cobra el doble de lo que cobraba como empleado del Congreso.

Apenas asumió su nuevo cargo como secretario de Comunicación y Relaciones Institucionales de la municipalidad de Quilmes, Alberto De Fazio lanzó una funesta crítica a la gestión del intendente saliente, Martiniano Molina. "Hay un gran desorden administrativo, tenemos la mitad de los camiones de recolección de residuos, un parque automotor destruido, una deuda importante con proveedores y una cuestión social al borde del estallido", sentenció.

De Fazio se mostró preocupado por la pobreza en el municipio, horas después de haber recibido la noticia de que en su calidad de humilde secretario municipal cobraría el doble de lo que percibía como empleado de la Cámara de Diputados de la Nación.

Su paso por Diputados finalizó en 2019, cuando De Fazio ostentaba un salario de 116.543 pesos. Un monto que resulta envidiable para más del 95 por ciento de la población de Quilmes. A pesar de ello, apenas asumió en la gestión de Mayra Mendoza, el ex congresista pasó a ganar 273.657 pesos.

De este modo, mientras las paritarias se encuentran suspendidas y la enorme mayoría de los bonaerenses no vislumbran un aumento en el futuro próximo, De Fazio tuvo su paritaria individual con un aumento del 120 por ciento, demostrando así una vez más que, entre el discurso Nac&Pop y la realidad, hay una grieta cada vez más grande y profunda: la que divide a los políticos de la sociedad.