Corrupción
La dejaron expuesta

Complicaciones para Cristina Kirchner por las declaraciones de un testigo

Se trata de Nicolás Loscalzo, hijo de un empresario de la construcción que licitaba obras públicas en la provincia de Santa Cruz, cuando Lázaro Báez recién se iniciaba sus actividades empresariales.

"Estoy cansado de pasar sobres debajo de la mesa". Así se lo dijo en 2004 Osvaldo Loscalzo a su hijo, por teléfono, cuando le avisó que quería vender la empresa que había armado en Santa Cruz, la constructora Loscalzo y Del Curto, e irse a vivir a El Calafate y dedicarse a una hostería. Un año después, Loscalzo se mató, junto a su beba, en un accidente de tránsito, cuando su auto despistó por la nieve entre Calafate y Río Gallegos. La firma fue vendida a Lázaro Báez. Desde esa constructora salieron muchos de los cheques en favor de la familia Kirchner.

La revelación fue hecha por Nicolás Loscalzo, hijo del empresario, cuando declaró esta mañana en el juicio oral que lleva adelante el Tribunal Oral Federal 2, en donde está acusada la vicepresidente Cristina Kirchner, el ex ministro de Planificación Julio De Vido, el ex secretario de Obras Públicas José López y el propio Báez, además de una docena de ex funcionarios de Vialidad.

Ésta junto a otras declaraciones llevadas a cabo esta mañana, siguen poniendo en un lugar más complicado a la vicepresidente y a sus cómplices.