HÉROE

Un hombre mató e hirió a dos salvajes que dispararon a su sobrino para robarle

Hubo justicia y el fiscal de la causa determinó que "el tirador actuó en legítima defensa".

Un hecho delictivo impactante y propio de una película policial se produjo en la mañana del jueves en una calle de un humilde barrio de Longchamps. Tres delincuentes les robaron las pertenencias y les dispararon con un arma a una pareja de jóvenes a través de la reja de entrada de una casa y, al momento de escaparse, fueron repelidos a tiros por el dueño de ese hogar. Como consecuencia del hecho, uno de los ladrones murió y otro se encuentra internado en grave estado.

El hecho ocurrió poco después de las 6 de la mañana en la calle Roberto Payró al 700 en la localidad de Longchamps.

En el inicio del episodio, se ve cómo un joven llamado Ezequiel P., de 27 años, ingresa a su domicilio junto a su pareja. Justo detrás de ellos caminaban dos jóvenes encapuchados. Apenas se produce el ingreso, uno de los delincuentes saca un arma de fuego y les exige las pertenencias personales y las llaves del auto que el matrimonio acababa de estacionar.

En los primeros segundos de tensión, se puede percibir cómo el ladrón efectúa al menos un disparo contra las víctimas del robo. Asimismo, se registra cómo un tercer delincuente aparece en escena.

Tras robar las pertenencias, los tres ladrones salieron corriendo y abrieron las puertas de un auto marca Chevrolet Onix gris, propiedad de la víctima. Fue entonces cuando el cuadro se desmadró. Desde una escalera superior de la vivienda bajó el tío de la víctima del robo, Claudio Ramón P., de 47 años, con un arma en la mano. El dueño del hogar empezó a disparar a los delincuentes que intentaban escaparse y con sus tiros logró impactar en los cuerpos de al menos dos de los delincuentes.

Como consecuencia de esa balacera, uno de los ladrones, aún no identificado, murió en el acto. Mientras tanto, el ladrón que había disparado inicialmente fue alcanzado con una bala en la pierna. Sería encontrado por los policías tirado en el suelo y sobre un charco de sangre dentro de una casa ubicada a la vuelta, sobre la calle Quintana. El ladrón, de iniciales P.A.G., de 18 años, fue derivado en una ambulancia del Same al Hospital Lucio Meléndez, de Adrogué.

Según informó Infobae, la causa quedó en manos de la UFI Nº 11 de Lomas de Zamora, a cargo de la Dra. María Durán, quien caratuló la causa como "Robo agravado y homicidio". Se incautó el arma de fuego utilizada por el dueño de la casa y aún no se resolvió su situación procesal.

Poco después del episodio, representantes de la fiscalía tuvieron acceso al material de video filmado por las cámaras de seguridad de Claudio P. Allí, se pudo constatar que uno de los delincuentes efectúa los disparos en primer lugar y que el dueño de casa luego sale a responder el ataque, también con tiros.

En tanto, un equipo especial de operaciones de la Policía Bonaerense salió a la búsqueda del tercer delincuente prófugo en diferentes puntos de la zona. Según los vecinos, los tres ladrones eran residentes del barrio. Por eso, les sorprendió que intentaran atacar a gente que veían caminar por la calle todos los días.

Más de Policiales