Justicia
Antes de un fallo clave

Ahora el Gobierno apuntó a la oposición por el escrache a Ricardo Lorenzetti

La ministra de Justicia calificó al hecho de "inadmisible" y contó que el juez tiene "individualizados" a los responsables".

La ministra de Justicia, Marcela Losardo, calificó este lunes como "inadmisible" e "increíble" el escrache que sufrió el juez de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti en su domicilio particular de Rafaela. Y agregó que "esto fue una cuestión pensada y armada: aquí hay un plan sistemático de una parte de la oposición".

El domingo, una caravana de varios autos encabezó una protesta frente a la casa de Lorenzetti en Rafaela. El hecho se dio 48 horas antes de que el máximo tribunal trate los recursos presentados por los jueces Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli, cuyos traslados fueron revocados por el Senado.

El escrache fue repudiado por toda la oposición, con Mauricio Macri a la cabeza, y por varios ministros del gobierno nacional. Horas después de la protesta, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, manifestó su "preocupación" y sostuvo desde Twitter que el país necesita que las "instituciones de la democracia trabajen libres de presiones".

"Lo que sucedió con Ricardo Lorenzetti en el día de ayer es inadmisible; las imágenes fueron increíbles", señaló Losardo hoy a la radio Futurock. Y agregó que habló con el juez de la Corte, "que me dijo que tiene individualizada a la gente, porque esto fue una cuestión pensada y armada: aquí hay un plan sistemático de una parte de la oposición".

La ministra de Justicia nacional fue más allá en su hipótesis sobre un plan opositor detrás de la manifestación de ayer en la ciudad del norte santafesino. "No sirve después de estas cuestiones, que son la sistematización de un modo nefasto de hacer política y de violentar las instituciones, se solidaricen a través de Twitter: tienen que salir a decir que esto no se hace más... o no armarlo más".

Fuente: Diario Perfil

Más de Justicia