Argentina
Se la cobraron

Presos intentaron matar con agua hirviendo a un hombre que había dejado en coma al bebé de su novia

Los compañeros de la celda decidieron ajusticiar al violento sujeto que cayó detenido tras darle una golpiza al pequeño y a su hermanito.

El hecho que cometió es grave, como también el castigo que recibió. Un joven, de 18 años, detenido en los últimos días después de intentar matar a golpes a la hija de su novia, fue quemado con agua hirviendo por otros presos en la comisaría donde quedó alojado y, tras el ataque, quiso suicidarse.

Todo ocurrió en la Subcomisaría 17, en Santa Fe, a la que el joven fue ingresado acusado de querer asesinar a golpes a una nena, de 2 años.

Una vez tras las rejas, el joven fue insultado por al menos 11 presos, que le reprocharon haber querido asesinar a la niña y llegaron a tirarle agua caliente para quemarlo vivo. Los guardias llegaron hasta la celda ubicada en un patio de la seccional y allí observaron que el detenido se había cubierto una quemadura en la pierna con una venda, pero, además, que había intentado suicidarse.

El delincuente está imputado por el delito de "tentativa de homicidio" de la hija de su pareja, una niña de 2 años que tuvo fue operada el domingo en la madrugada en el Hospital de niños Orlando Alassia, de Santa Fe, a raíz de la feroz golpiza que le dio.


Más de Argentina