Mundo
Brasil

Un pedófilo fue asesinado por otros reclusos cuando ingresó a la cárcel

El hombre estaba condenado por violar a su hijastra de 5 años. Sus compañeros de celda lo desmembraron con un cepillo de dientes reconvertido en arma blanca.

Alex Sandro de Souza Mota, un hombre de 30 años, apareció este lunes brutalmente asesinado en su celda en la cárcel de Peco, San Pablo, Brasil. Cumplía una condena por violar a su hijastra, de sólo cinco años.

Como Victoria Tolosa Paz, Leandro Santoro también fue repudiado por los vecinos mientras hacía su campaña en las calles

La investigación determinó que el hombre fue asesinado por tres reclusos de entre 22 y 30 años. Lo apuñalaron con un cepillo de dientes que afilaron hasta transformarlo en arma blanca y lo utilizaron para acabar con la vida de De Souza.

Según informó el diario brasilero cmjournal, mientras uno mató al pedófilo, los otros dos reclusos que estaban vigilando le cortaron el pene y se lo colocaron en la boca. Después, los agresores le extrajeron el corazón y lo tiraron a una de las papeleras de la penitenciaría.

Después de matar a De Souza, los tres implicados limpiaron la celda, colocaron el cadáver del hombre de 30 años con sus genitales en la boca y le dejaron el cepillo de dientes afilado al costado del cuerpo.

Uno de los implicados confesó que lo hizo para callar "las voces de su cabeza". Izaías Cordeiro de Lima, el Portavoz del equipo penitenciario que está investigando el asesinato, declaró ante los medios los últimos detalles de la investigación.

Cordeiro de Lima explicó que uno de los autores del crimen aseguró que mató al pedófilo "obedeciendo a los demonios" que habitan en su interior.

Más de Mundo