Corrupción
Arrepentida

Demi Moore se culpa de haber sufrido un aborto por culpa del alcohol

En un avance de su libro de memorias, la actriz explica que perdió un hijo de Ashton Kutcher al inicio de su relación, cuando estaba embarazada de seis meses.

Ya lo avanzó hace unas semanas: escribir sus memorias había sido "un proyecto muy íntimo y desafiante". Ahora que, poco a poco, Demi Moore  va desvelando su contenido, parece cada vez más claro que tenía razón: su manuscrito es toda una revelación de algunos de los episodios más brillantes de su vida, pero también de los más oscuros.

Inside Out (que en español podría traducirse como "todo lo de dentro, fuera" o "al revés") es el título de un libro que huele a superventas y que se publicará el 24 de septiembre. Quien ha tenido acceso a él lo califican como "desgarradoramente sincero". En el mismo, Moore habla de cómo fue su infancia -en la que conoció a su padre, solo a su padrastro, que se suicidó-, de su madre alcohólica, de cómo dejó el instituto para perseguir su sueño de ser actriz, de sus problemas de salud en la adolescencia o de su alcoholismo y sus trastornos de la alimentación. "Durante años estuve en espiral, en un camino de verdadera autodestrucción", ha dicho la actriz, de 56 años. "No importa los éxitos que haya tenido, simplemente nunca me he sentido suficientemente buena, suficientemente bien", afirmó.

Ahora Moore ha concedido algunas entrevistas y ha adelantado contenido a ciertos medios, como a The New York Times. El diario adelanta ahora un dato sobre la intérprete de Ghost que hasta ahora ella no había hecho público: que en los inicios de su relación con el también actor Ashton Kutcher  sufrió un aborto.

Moore estuvo casada con el actor Bruce Willis  entre 1987 y 2000. En 2003 empezó a salir con Ashton Kutcher, se casaron en 2005 y se separaron en noviembre de 2011. Ahora Moore ha contado cómo se quedó embarazada al poco tiempo de empezar a salir juntos. El bebé que iban a tener era una niña, como las tres que ella ya tenía junto a Willis (Rumer, Scout y Tallullah),  y se iba a llamar Chaplin Ray. Sin embargo, la actriz sufrió un aborto cuando su embarazo estaba ya muy avanzado: de seis meses.

Moore había tenido problemas con el alcohol años atrás y, según explica el medio estadounidense, había empezado a beber de nuevo y se culpó a sí misma por la pérdida. Tras casarse, la pareja trató de quedarse embarazada de nuevo mediante distintos tratamientos de fertilidad pero no lo consiguieron, entre otros motivos por el alcoholismo de la actriz, que además empezó a abusar de los analgésicos. Cuando Moore supo que él estaba con otra mujer  ya fue demasiado tarde.

Este libro no es el primer intento de Moore de dar forma a los escritos sobre su vida. Precisamente en 2012, cuando se separó de Kutcher, había firmado un contrato con la editorial Harper para realizar unas memorias. Sin embargo, entonces empezó a fumar un cannabis sintético -que probó en una fiesta con Rumer, precisamente- y acabó distanciándose de sus tres hijas. "Parte de mi vida se estaba viniendo abajo, estaba claro", cuenta ahora al  New York Times. "No tenía una carrera. No tenía una relación". Su salud se deterioró en caída libre y empezaron problemas digestivos y autoinmunes, aunque Moore prefiere no revelarlos.

Por suerte, superó esa etapa. Empezó a ir a rehabilitación, se puso seriamente en manos de los médicos, se reconcilió con sus hijas (que ahora se siente orgullosas del trabajo literario de su madre, que consideran "un reto, un esfuerzo maravilloso") y, hace dos años, por fin se puso a escribir sus memorias en serio, algo que asegura que ha resultado "curativo". "Ya no hay nada que tenga que esconder o proteger", explica sobre todo lo que cuenta en sus memorias, donde no se calla nada, pero donde tampoco ataca a nadie. "Definitivamente, no estoy intereada en culpar a nadie. Es un derroche de energía".